Fiestas de Ademuz

 

Día 5 de Enero Cabalgata de los Reyes Magos y entrega de regalos.

Día 3 de Febrero Fiesta de San Blas o "del Rollo" . El Sacerdote bendice los rollos (pan dormido) durante la misa y después se comen éstos con chocolate a la taza. Antiguamente, las familias y los amigos iban a comerlo al campo.

Antiguamente se celebraban Carnavales en Febrero.

Pascua en Marzo/Abril. En Mas del Olmo se celebra una fiesta de hermandad entre sus vecinos y los de Sesga. Éstos últimos se desplazan hasta las afueras de Mas del Olmo, donde son recibidos por sus habitantes. Allí se efectúa un vistoso saludo con los estandartes de ambas parroquias, tras lo cual se dirigen todos en procesión hasta el paraje denominado "Linar". Allí se celebra una comida de fraternidad. Esta fiesta parece tener su origen en una época de extrema sequía en que los habitantes de Sesga fueron en peregrinación hasta Mas del Olmo.
San Vicente Ferrer. Hogueras en Ademuz.

Día 3 de Mayo. La Cruz de Mayo. En Ademuz se bendicen los términos desde la Ermita de Santa Bárbara.

Del 10 al 15 de Agosto. En Ademuz destacan los actos taurinos.
En Mas del Olmo duran cinco días, uno de ellos coincide con el día de la Virgen. En Sesga, del 15 al 18 de Agosto en honor a San Roque, se realizan infinidad de actos lúdicos. Destaca la romería al Molino de los Cuchillos. En todas estas fiestas se celebran verbenas, comidas populares, competiciones lúdicas y deportivas, actuaciones folklóricas, etc.

Primer fin de semana de Octubre. Fiestas en honor a la Virgen del Rosario en Ademuz. Misa con procesión, vino de honor y "toro embolao".

Día 4 de Octubre. Santa Bárbara en Mas del Olmo procesión; se reparte el pan de estrella, elaborado en el "Museo del Pan".

Día 8 de Diciembre en Ademuz fiesta de los Quintos. Los "quintos" continuan realizando pasacalles para pedir donativos.

Día 24 de Diciembre en Ademuz, Mas del Olmo y Sesga. Canto de las Albadas.

Día 28 de Diciembre en Mas del Olmo. Santos Inocentes. Los "niebleros" (jóvenes del pueblo) dejan una piedra pesada en las casas, con el fin de que se les invite; si no sucedía esto no se le retiraba la piedra.