Macastre

El gran castro en una encrucijada de caminos

Parece que el nombre de Macastre proviene de la contracción “Magna Castra”, o sea “Gran campamento”, lo que podría hacer referencia a un gran asentamiento militar romano, algo que no sería extraño, por la situación estratégica del castillo, en un cerro con buena defensa en el que se ha datado presencia humana desde la Edad de Bronce; y sobre todo, si es correcta la hipótesis, que apoyan diferentes investigadores, del “Valle del Magro” como vía de comunicación entre dos de las principales ciudades íberas del Este peninsular: Kelin (Caudete de las Fuentes) y La Carència (Turis), o sea, entre la costa y el interior. Una fortaleza a los pies de la cual creció el pueblo y que posteriormente, en el Medievo, también tuvo su importancia estratégica al formar parte de ese cinturón de fortificaciones en la frontera con el reino de Castilla. La fortaleza es "Bien de Interés Cultural" desde 1949 y no hace muchos años se restauró, pudiendo visitar hoy en día unas sugerentes ruinas de las murallas y la “Torre del homenaje”, donde, además hay unas excelentes vistas de buena parte de la comarca.

Un paisaje espectacular del valle, quebrado con lomas y ramblas donde se practica una agricultura de secano con predominio de la trilogía olivo-vid-algarrobo; y también de las montañas que rodean la población, como la “Sierra de Dos Aguas”, donde se dan las elevaciones mayores. Un término que se ubica entre los ríos Buñol y Magro y que es ideal para la práctica del cicloturismo o el senderismo, pudiéndose visitar parajes como las fuentes “Santa Bárbara”, “Grande” o el “Bolot”. También se están incentivando rutas medioambientales, muy interesantes, para participar en la rehabilitación de zonas como “Llanorel” o “Cuerna”, devastadas por el último incendio.

Por otra parte, desde la fortaleza se domina toda la villa, que perteneció, entre otros, a Rodrigo de Lizana, la orden del Hospital, a Alfonso el Magnánimo o a los Mercader; desparramándose por su ladera la parte alta de la urbe que con un trazado medieval es la más emblemática y encantadora. Ya en el llano, encontramos la iglesia Parroquial dedicada a la “Transfiguración del Salvador”, en cuya plazuela existe una bella fuente. Otro surtidor en el casco urbano, más monumental es el de la “Plaza de los árboles”, donde se encuentra el señorial Ayuntamiento y algún que otro edificio de arquitectura notable. También es digna de visita la “Almazara”, donde se produce un aceite de excelente calidad, un producto que contribuye a potenciar la excelente gastronomía, con un excelente pan, dulces y embutidos; y platos como el “Mojete”, la “Paella” o los “Gazpachos”, entre otras contundentes delicias.

Además, de este patrimonio natural y monumental, hay que destacar el patrimonio inmaterial, en concreto los rituales festivos tradicionales, que son variados e interesantes, como las “hoguericas de San Antón” y la típica bendición de animales, la “cremá de las Fallas”, o las fiestas patronales de agosto donde no faltan los toros, los fuegos de artificio y la música, que trae, sobre todo, la magnífica banda local “Santa Cecilia”, que llena de armonía ese pueblo cordial que, en otros tiempos, fue bastión.

 

Noticias    Agenda

 

Predicción en Macastre

Lugares para comer

Restaurante La Mengana (615 69 50 57)

Qué comer

Como pueblo mediterráneo, aquí podemos saborear la más variada gastronomía mediterránea de interior; el arroz al horno, paella valenciana, mojete, carnes asadas a la brasa con ajoaceite y, por supuesto, excelentes vinos de la tierra.

rutas y senderos Macastre

RUTAS TURÍSTICAS MEDIOAMBIENTALES EN AUTOBÚS
RUTAS TURÍSTICAS MEDIOAMBIENTALES POR LA ZONA AFECTADA POR LOS INCENDIOS DE 2012