Andilla

La tierra quebrada de los primeros pobladores

Nada más y nada menos que el ilustre pintor renacentista Vicente Macip, padre del también destacadísimo artista Juan de Juanes, nació en esta población serrana que ocupa la vertiente meridional de un pequeño cerro, en un territorio abrupto, muy accidentado, con montes de alturas significativas como “Beteta”, “Rumbo”, “Vihuela”, “Miravalencia” o “Resinero” de 1.482 metros. Un territorio frío, atravesado por profundos barrancos y ramblas que esta habitado, según documentan sus numerosos yacimientos arqueológicos, como el de Llatas o los del Cerro del Campillo, desde el Mesolítico. El yacimiento de Las Picarazas, que linda también con Chelva, es uno de los más antiguos del continente que evidencian la presencia humana con restos del Pleistoceno Inferior, datados entre 1,3 y 1,5millones de años de antigüedad. Por supuesto, son los primeros testimonios de presencia humana de la Comunidad Valenciana.

Actualmente sus casi 400 habitantes, están diseminados por la urbe, sus tres aldeas (Oset, Artaj y La Pobleta) y otros núcleos más pequeños como la “Masa grande” o “Dehesa”, también conocida como las “Bodegas de Pardanchinos”, las “Casetas de los Sepes”, la “Casa de la Señora” o “de la Señora de Coleto” y las “del Cerrito”. Pese a que la zona fue muy castigada durante la última guerra civil, ya que se estableció un frente en el cercano vértice de la Salada, resultando destruidas un gran número de edificaciones, la villa conserva monumentos destacados como la Iglesia parroquial “de la Asunción”, que data del siglo XV y posee en el altar mayor, nada menos que ocho pinturas de Ribalta, en un gran retablo pintado entre 1622 y 1624. Se conoce que Francisco Ribalta, recibió en Valencia, donde residía, el encargo para realizar estos lienzos de gran formato para las puertas del retablo y, según Pérez Sánchez, en la documentación se cita su nombre y también el de su hijo Juan; también los de su yerno, Vicente Castelló, hijo del pintor aragonés Salvador Castelló y nieto del también artista Jerónimo Comes, y el del otro gran pintor de su taller, Abdón Castañeda, al que según parece, le correspondió la realización de los “Desposorios de la Virgen y la Huida a Egipto”. Estos tres últimos trabajaban en la zona de Segorbe desde 1620, donde pintaron, entre otros, dos cuadros para la capilla de la Comunión de su catedral; y de todos ellos conserva obra el Museo de Bellas Artes de Valencia, entre otras instituciones.

También son interesantes en la población otros elementos, como la Ermita de Santa Inés, los sugerentes restos del Castillo y la muralla, con un imponente portal o los diversos yacimientos con vestigios de, prácticamente toda nuestra historia, desde el Mesolítico, pasando por el periodo ibérico, romano o medieval. Es pues imprescindible su visita para conocer la épica biografía de nuestra Comunidad, de nuestro País. Una población, cuyo primer señor fue el Rey Jaime I, y que figura de forma sustancial en las páginas de oro del arte valenciano, resonando en sus montañas nombres de dinastías del renacimiento y del barroco como los Macip o los Ribalta que recogieron su influencia, como los Castelló o los Comes; como Castañeda. Un territorio también, pues, donde el arte cobra protagonismo y transita orgulloso como las aguas de la enérgica rambla de Andilla que desemboca en el Turia y da vida, se impregna en sus elevadas puertas.

 

Noticias    Agenda

 

Tiempo Andilla

Lugares para comer

Bar tu Punto de Encuentro (96 272 90 50)
Restaurante - Bar "La Terraza de Andilla" (695 31 29 87)
Bar Tasca El Tunel (96 272 91 75)
Bar Jubilados Andilla (96 272 91 29)
Bar Restaurante Pipirigallo (630 140 281)

Alojamientos de Turismo Rural

Casa Rural La Muralla (647 287 102)
Racó de l'om (629 290 565)

Qué comer

Los productos autóctonos responden a los cánones de la cocina tradicional serrana, de sencilla elaboración y carácter recio: LA OLLA CHURRA, LAS GACHAS, LAS MIGAS y arroces; entre la repostería sobresalen los dulces de tradición árabe (CONGRETES, PASTELES DE CABELLO DE ÁNGEL Y CALABAZA, ROLLICOS DE ANÍS y pasteles de boniato,).

Entre los productos autóctonos sobresalen el aceite, la almendra y (por la rica flora de sus montañas) la excelente miel de romero y espliego propia del lugar, elaborada por apicultores del pueblo. Cabe destacar de nuestros antepasados un producto autóctono como era el vino de "Pardanchinos", de muy rico sabor.

La Olla Churra
Alubias pintas, patata troceada, pencas, col, rabo de cerdo, corvet, oreja, cuello de cordero, sal y aceite.

Las Gachas
Saladas: Harina de trigo, tocino troceado, longaniza, sal, aceite de oliva y picatostes Dulces: Harina de trigo, miel, aceite y picatostes.

Las Migas
Pan duro(remojado), ajos, tomate, sal y pimentón.

Los congretes
Harina, aceite y aguardiente.Se espolvorean con azúcar

Los rollicos de anís
Harina, anís, aceite y azúcar

Pasteles de cabello de ángel y calabaza

Asimismo cabe destacar la excelente miel de romero y espliego propia del lugar, elaborada por apicultores del pueblo. Otro producto autóctono es el vino "Pardanchinos" de muy rico sabor.

rutas y senderos Andilla

El término municipal está cruzado por una extensa red de senderos (aprox. 200 km.). Por las montañas valencianas, entre las que se encuentran las de Andilla, atraviesan dos grandes senderos europeos que permiten recorrer la Comunidad de norte a sur y de este a oeste:

El GR-7 que une Gibraltar y el Peloponeso atravesando la província y Comunidad de norte a sur por las comarcas de la Vall d'Albaida, La Costera, Canal de Navarrés, Valle de Ayora, Hoya de Buñol y Los Serranos;

El GR-10 que une el Atlántico (Lisboa) con el Mediterráneo (Puçol) y recorre el arco mediterráneo hasta Constanza (Grecia). En Valencia, el GR-10 entra por tierras turolenses en el término de Andilla, recorriendo Los Serranos, el Camp de Túria, el Camp de Morvedre y L'Horta Nord.

Ruta 1: Andilla - Collado del Alto - Higueruelas (y ascensión al Cerro Simón): Itinerarios sin dificultades (salvo el tramo de cortafuegos antes del Collado del Alto), que recorre en su mayor parte, el antiguo camino a Higueruelas, pasando en todo el recorrido por zonas boscosas. Posibilidad de observar rapaces en las proximidades del Cerro Simón.

Ruta 2: Andilla - PeñaParda - Osset - Alcublas (y Osset - Artaj): Itinerario largo y con cansadas subidas, que nos sitúa en una de las mayores cumbres, Peñaparda. Todo él, discurre por zonas boscosas. Posibilidad de enlazar con el GR-10 y PR V-88 en Canales, desde Peñaparda.

Ruta 3: Andilla - Collado de Bardés - La Pobleta (e itinerario a Los Callejones); Recorrido cansado, hasta el Collado de Bardés, transitando parte del antiguo camino (empedrado) a la Ermita de Santa Margarita.

Lo más interesante son la observación de rapaces, la Cueva de La Calzada, las cavidades de las Lomas de Curto, y las formaciones calizas en las zonas de mayor altitud. En bicicleta de montaña, resulta casi imposible, por los acusados desniveles y mal estado del terreno.
Además, cuenta con una zona de acampada, La Tejería (a 0,5 km. de la Pobleta), en un paisaje de singular belleza; la zona está perfectamente equipada con fuentes, paelleros, mesas, servicios y duchas. También, a unos 4 km. de Andilla, se encuentra el área recreativa de la Fuente del Señor, con paelleros y mesas. Por otra parte, todas las aldeas cuentan con una zona de paelleros y merenderos cercanos al casco urbano.