Titaguas

Donde las gentes elevan su arte hacia el cielo

La tradición de hacer torres humanas y danzas de composiciones plásticas estaba muy extendida por nuestras tierras, por lo menos, desde el siglo XV; sin embargo, estas ancestrales composiciones plásticas acrobáticas que fueron extendidas, por collas de “danzantes valencianos”, a otras regiones, como Cataluña, a partir del XVII, sólo han pervivido en contados lugares, siendo una de las más conocidas, por su vistosidad, la “mojiganga” de Titaguas que se celebra en sus “Fiestas gordas” y en honor “de la Virgen del Remedio”. Pero esta tradición única no es la única que pervive en un pueblo con una riqueza folklórica impresionante; también, se cantan “Mayos” y se bailan en fiestas patronales y en la de la vendimia, las jotas, las seguidillas y las “Danzas de Procesión” de niñas y “Guerreras” de niños. Esta sensibilidad por la cultura musical, lo evidencia también el hecho de que su banda de música, “La Lira" fundada en el año 1840, sea la segunda más antigua de la región.

Así mismo, perviven otros ritos singulares, de un gran valor etnológico, como los de San Antón, con la “cencerrada”, el concurso de “Gachas”, juegos tradicionales como las “Cucañas”, el “Alzamiento de talega” o el “Tiro de cuerda” y el “de barra” (llamado en otros lugares como Chiva, de garrote) y la hoguera. Una tradición relacionada con el fuego, que nos remite a otra ancestral, la de las “Hachas” de Santa Bárbara y la reciente de la “Noche de las velas”, que dotan, todavía más, de magia y encanto a esta villa, rodeada de cerros de poblamiento atávico. Así mismo, reseñar la gran calidad de su gastronomía, donde se pueden degustar, además de sus embutidos “de la Jarra”, los platos típicos de toda la zona del “Alto Turia”, y sus excelentes vinos.

Pero además de todo este patrimonio, sabiamente conservado, Titaguas, es conocido también por ser considerado el territorio más importante en riqueza forestal de la provincia. Un terreno accidentado que está drenado por el río Turia y por numerosas ramblas y fuentes. Un territorio repleto, además, de yacimientos arqueológicos, como el poblado ibérico del “Castillo de la Cabrera” (declarado BIC) o pinturas rupestres como las del “Rincón del Tío Escribano”. Un espacio ideal para la práctica del senderismo, con importantes vías como el GR 37 o la PRV 41 dedicada al eminente naturalista ilustrado Simón de Rojas que nació aquí. También hay varias rutas para bicicleta, un centro hípico y áreas recreativas y de acampada, que contribuyen al desarrollo del turismo rural.

Otro itinerario atractivo, que no podemos obviar sería el que recorre sus monumentos religiosos como la ermita “de la Virgen del Remedio” y la “de Santa Bárbara”, ambas del siglo XIV (ahora casa particular) o la iglesia renacentista “del Salvador”; así como la arquitectura popular serrana del casco antiguo, donde destacan relevantes casas del siglo XVII y XVIII, así como pajares, graneros, eras y cuevas, entre otros elementos singulares. Por último reseñar, que el altar que aparece en su escudo, parece aludir a otra ruta, la de los itinerarios romanos de Antonino, aquellos donde había altares y estatuas, como en la vecina Aras o la “Mansión” de Siete Aguas. “Tit-Aguas”, el lugar donde trepidan, donde “Tit-ilan” todas las aguas, el altar, el tabernáculo sagrado de la naturaleza.

 

Noticias    Agenda

 

Tiempo Titaguas

Lugares para comer

Asador Tasca La Rebollosa (96 163 40 21)
Bar Bady (96 163 40 69)
Bar Luzy (96 163 40 79)
Rte. Manteca (96 163 40 12)
Bar La Piscina (637 159 945)

Alojamientos de Turismo Rural

Hostal-Habitaciones Fuente Vieja (96 163 41 84)
Centro hípico Bulerías (96 163 41 84)
Casa Rural Abuelita (657 397 333)

Zona de acampada

Rincón de la Olivera (637 15 99 45)

Qué comer

Se pueden degustar los platos típicos de toda la zona del Alto Turia:
Olla de pueblo, compuesta de patata, alubias, verdura y carne de cerdo, gazpachos, de pan, carne de conejo e hígado de cerdo, mona de Pascua elaborada con la masa del pan, embutidos de jarra y huevos duros, Migas y gachas, embutidos de "la jarra", morteruelo y ajoarriero.
También hay que destacar la fabricación de mantecados y pastas de Titaguas, así como la elaboración de un excelente vino blanco con subdenominación de origen "Alto Turia".

rutas y senderos Titaguas

El término municipal de Titaguas, con una superficie de 63 Km 2 , dispone de una red de senderos, veredas de ganado, caminos y pistas forestales que ya desde antiguo sirvieron para acceder a muy diversos lugares de la montaña.
Sendas que llegaban a rincones donde el hombre del Neolítico realizaba sus rituales mágicos. Veredas por donde tradicionalmente los pastores conducían y aún conducen el ganado. Caminos y senderos utilizados por gentes que vivían del bosque y de la montaña, todo un entramado que comunicaba casas de monte, molinos fluviales, corrales, campos de cultivo, caleras, carboneras o lugares para sacar madera. Son olvidar que también fueron transitados por el insigne naturalista Simón de Rojas Clemente durante sus estudios botánicos de los parajes de Titaguas.

Los usos tradicionales de estas vías de montaña casi han desaparecido, y aunque todavía queda gente que vive del monte, la función de estas rutas va cambiando. Ahora toman un cariz diferente, más ecoturístico, de modo que el recorrer a pie, en bicicleta o a caballo los itinerarios que han sido señalizados, nos permite disfrutar del contacto de la Naturaleza y conocer algo más del patrimonio rural y cultural de estas tierras del interior valenciano.

RUTAS A PIE
1. Sendero SLV 30 –Senda de las pinturas rupestres
2. Sendero PRV 41 –Senda Simón de Rojas
3. Sendero PRV 220 –Senda de la Madera

RUTAS EN BICICLETA DE MONTAÑA
1. Ruta RC-1 – Titaguas – La Lámpara - Hontanar - Titaguas
2. Ruta RC-2 – Titaguas – La Caballera - Zagra - Titaguas